Kryton Concreto autosellable, una realidad a tu alcance

IMG_9597

La empresa Kryton ha desarrollado un novedoso sistema de impermeabilización a través de la cristalización, el cual sella las grietas responsables de las filtraciones de agua y garantiza, como mínimo, 0.5 mm de sellado de fisuras, así como la reducción del agrietamiento por contracción del concreto en un 40%.

No es ningún secreto que una de las principales problemáticas que presenta la construcción hoy en día es la permeabilidad del concreto: a medida que esta crece, disminuye la durabilidad de las estructuras. Tradicionalmente, se han utilizado diversos procedimientos para la impermeabilización, tales como la tela, la membrana o el asfalto, así como una serie de reactivos, principalmente los mensificadores y los repelentes, productos destinados a hacer el concreto más denso para evitar la aparición de poros. Sin embargo, ninguno de los elementos anteriormente mencionados constituye la panacea de la impermeabilización: los reactivos no impermeabilizan el concreto, que queda expuesto a nuevas grietas, y los productos derivados del petróleo, ante la luz UV, se craquelan y endurecen, teniendo un periodo de vida que se reduce a 10 años, de promedio.

La tecnología propuesta por Kryton, a diferencia del resto de productos existentes en el mercado, se basa en la cristalización: la mezcla, una vez aplicada y seca, reacciona con el agua para expulsarla y repelerla, por lo que se considera un producto 100% hidrofílico. De la misma manera, sella las grietas y capilares para impedir filtraciones posteriores, convirtiendo así la estructura sobre la que se aplica en concreto autosellable. Posteriormente, y a fin de completar el proceso de sellado, se aplicará un segundo producto destinado a  impermeabilizar alrededor de toda la estructura.

Gracias a la impermeabilización por cristalización, ya no será necesario utilizar membranas para sellar el concreto, ya que este producto convierte el concreto en una membrana de autodefensa, la cual sella las grietas por sí misma y reduce el agrietamiento por contracción, lo que además incrementa la durabilidad.

Amén de todo lo mencionado previamente, la impermeabilización por cristalización presenta una serie de beneficios adicionales: los puntos LID. Todo arquitecto conocerá este sistema, el cual es sinónimo de excelencia en el ámbito de la construcción. Con esta tecnología, el constructor se asegurará de obtener una serie de puntos: por materiales y recursos, por manejo y exposición del desperdicio en la construcción puesto que el hormigón impermeabilizado por cristalización puede ser reciclado, por calidad en el ambiente interior ya que no contamina y por innovación de procesos, entre otros.

Es una ventaja innegable, así como una de las principales tendencias actuales en la construcción: la impermeabilización por cristalización es verde, no contamina y permite el reciclaje del hormigón, lo que es un punto a favor para cualquier arquitecto que se decida a utilizar esta tecnología.

Otro elemento que respalda a esta tecnología es su presencia en el mercado de la construcción desde hace 43 años en más de 50 países, incluyendo México desde hace 9 años; en cualquier producto de la construcción, así como en muchos otros elementos, la experiencia, el ensayo y el error, suelen ser los mejores maestros, y esta tecnología no es a excepción. Como se mencionaba anteriormente, la impermeabilización por cristalización lleva años haciéndose un hueco en este competitivo mercado por derecho propio. Veamos algunos ejemplos.

La estación de metro del Paseo Santa Lucía (Monterrey), que estaba rodeada por acuíferos, fue impermeabilizada con el sistema de cristalización, ya que la mayor parte del tiempo se hallaba anegada por la humedad circundante; de hecho, el propio responsable del proyecto, el ingeniero español Mateo Sánchez, indicó que la tecnología de impermeabilización por cristalización es una solución innovadora y efectiva para concretos sumergidos en agua; de hecho, mencionó que esta técnica superó todas sus expectativas. Quedó tan satisfecho, que planea utilizarlo en próximos proyectos en los que la presencia de agua suponga un impedimento.

Otro ejemplo de éxito gracias a la impermeabilización por cristalización se dio en Brasil durante la reparación de una planta de tratamiento de aguas, ya que esta tecnología no sólo puede utilizarse en nuevas construcciones, sino para la reparación de estructuras ya existentes. De la misma forma, en California se impermeabilizó una terminal de contenedores y se construyó un silo para transporte y almacenamiento de grano; esto constituía un reto, ya que, debido al delicado material que iba a contener el silo, la empresa inglesa Hutkinson, a la cual pertenecía el proyecto, solicitó un 0% de humedad en él, lo que se consiguió gracias a la impermeabilización por cristalización.

Esta tecnología también es sinónimo de lujo y distinción; por ejemplo, se utilizó para construir en Barbados el complejo Puerto Ferdinando, el cual se trata de una serie de villas con entrada al mar, por lo que están sometidas a una constante presión hidrostática, por lo que se trataba de un gran reto; la impermeabilización por cristalización resultó tan exitosa, que la constructora quedó extremadamente satisfecha y tomará esta tecnología como referente para próximos proyectos.

Kryton ha desarrollado multitud de proyectos en nuestro país: en Guadalajara, es responsable del Seltis, Espacio Minerva, Dos Puntas, Corporativo Contri y el Museo de Arte Metropolitano; en la Ciudad de México, el Grupo Carso y Habana Santa Fe; en Monterrey, el Paseo de Santa Lucía y en la capital, será responsable de la construcción del KOI, que será el edificio más alto de México, aparte de una serie de proyectos internacionales en Chile, Argentina y Brasil, entre otros.

Como vemos, esta tecnología, pese a que en un principio pueda resultar de ciencia ficción, es una realidad desde hace años; ha proporcionado excelentes resultados contra las filtraciones y se trata de un producto ecológico, limpio y de alta eficiencia, que tal vez acabe sustituyendo la tradicional malla y los reactivos con base de petróleo, por lo demás contaminantes, queden en el pasado.