Este 2019 viene cargado de nuevos retos respecto al desarrollo inmobiliario en México y es que con la entrada del nuevo gobierno se prevé un crecimiento lento.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de profesionales Inmobiliarios (AMPI) el sector inmobiliario crecerá hasta un 6% aunque a un paso más lento, que se estabilizará en el siguiente trimestre, afirma AMPI.

Mismos que afirman que la vivienda seguirá teniendo una demanda creciente. La Ciudad de México, Monterrey, Querétaro, Guadalajara, Tijuana las ciudades más importantes respecto al crecimiento inmobiliario.

Particularmente en la Ciudad de México así como los estados de Chiapas, Oaxaca, Estado de México, Morelos y Puebla seguirá la reconstrucción de inmuebles que fueron dañados por el sismo del pasado septiembre del 2017.

La demanda de vivienda estará muy enfocada a renta, y es que la industria inmobiliaria tiene que entender estos nuevos cambios en el mercado para ofrecer productos de acuerdo a las necesidades de las nuevas generaciones.

Ya que de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Los Hogares (ENH) en la distribución de los hogares mexicanos el 88.6% es familiar y el 11.4% no familiar, es decir que ninguno de los integrantes tienen algún parentesco.

Un total de 32.9 millones de hogares en México, de los cuales el 78.·% son en localidades urbanas con 94 millones de habitantes.

El principal reto es crear productos de acuerdo a la verdadera necesidad del mercado e impulsar la sociedad público-privada, crear alianzas estratégicas con el gobierno, inversionistas e iniciativa privada.

El gobierno ha hecho un buen papel y han tenido una evolución positiva, facilitando las actividades de los desarrolladores. Las autoridades se han dado cuenta que su papel no es generar empleos, si no dar la condiciones adecuadas para que el desarrollador inmobiliario pueda hacer su trabajo y es esto unos de los cambios importantes que se perfilan en esta nueva administración y que sigan apoyando al desarrollador inmobiliario.

El sector inmobiliario sin duda es clave para el desarrollo económico del país. De acuerdo con la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) tan solo de las empresas afiliadas en la Ciudad de México han generado 98 mil empleos y una inversión anual de 15 mil millones de dólares en el sexenio pasado.

Durante su campaña nuestro actual presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a duplicar la inversión inmobiliaria. La directora de la ADI María José Fernández ha informado que ya han tenido acercamientos con el presidente para buscar la manera de facilitar las inversiones inmobiliarias.

Ya que mismo vicepresidente de dicha asociación afirma que los trámites y permisos de construcción llevan un largo y costoso proceso, muchas veces más caro que el diseño arquitectónico y una parte del costo también se utiliza para el arreglo de vialidades y parques públicos a la redonda del proyecto.

Los principales desarrollos inmobiliarios de este año serán residencial, turismo, comercial y uso mixto. En el tema turístico seguirá estable como una parte importante de la economía del país. Al sur con la construcción del posible tren Maya se potencializará la Riviera Maya. Quintana Roo seguirá siendo punto fuerte en el turismo, como un destino para extranjeros que desean vivir en México.

Las FIBRAS (Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces) sigue siendo un importe aporte para impulsar el desarrollo inmobiliario. De acuerdo con la Bolsa Mexicana de Valores las FIBRAS han tenido un 2.58% de crecimiento anualmente.

Crowdfunding seguirá también con fuerza como una herramienta para los desarrollos inmobiliarios, todo esto de la mano de la tecnología. Ya que el crowdfunding es un modelo de financiamiento que se materializan principalmente a través de una plataforma en internet o aplicaciones que sirven de intermediarios entre inversionistas y desarrolladores. Estados Unidos y Reino Unido los pioneros de esta nueva comunidad virtual.

La tecnología seguirá facilitando innovaciones en lo que respecto a los desarrollos inmobiliarios. Ya que las nuevas generaciones son los que usan con mayor frecuencia el internet.

Aquí es donde nos damos cuenta que el hoy es generar comunidad, en la era de compartir inteligentemente, del aprovechamiento de los recursos, de los espacios para generar un impacto positivo en la economía y en el medio ambiente. Una planeación urbana con una integración sustentable al entorno.

De sustentabilidad un must de todos los desarrollos, azoteas verdes, materiales de regulación de temperatura, reducción de contaminación, ahorro de energía, rehúso de espacios.

LEED (Leadership Energy and Environmental Design) el programa de certificación en los últimos años ha sido parte de la iniciativa de sustentabilidad en el mundo y México no se ha quedado atrás en la implementación para el bienestar y la calidad de vida.