Durante el Sexto Congreso Nacional de Arquitectura y Bienestar, organizado por el Colegio de Arquitectos de México CAM-SAM, el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer Falcón, aprovechó su ponencia para hacer un llamado a garantizar la calidad y durabilidad en cada unos de los proyectos de obra pública, con el objetivo de rescatar la función social de la arquitectura.

A casi un año de entrar en funciones en la Sedatu señaló lo importante que es la colaboración de varios factores para un adecuado desarrollo territorial, ya que la coordinación, aseguró es primordial para tener resultados positivos.

“Otro tema que nos preoucupa es la expansion urbana, nuestras ciudades se han expandido mucho más rápido, esto debido, principalmente a los fenómenos de migración, la necesidad que tiene l agente de abandonar su tierra en búsqueda de mejores oportunidades.  Esto ha generado un desarrollo urbano insostenible, poco práctico, muy costoso”.

Debido a esto, el funcionario informó que en su dependencia se enfocan en velar por la tenencia de suelo en ejidos y comunidades.

Uno de los principales problemas para la población es que no hay créditos para vivienda , esa población necesita accesar  a una calidad de vida mejor, pero con las tasas de interés del actual mercado, no es posible, por eso buscamos mejorar las oportunidades, aseguró.

El Programa Nacional de Reconstrucción al cierre de este año busca realizar 38 mil acciones de vivienda destinada, principalmente a la población que no tiene acceso a un suelo adecuado, a la falta de servicios, que  lleva problemas a largo plazo. Por necesidad, muchas familias tienen que habitar predios sin servicios, aunque se pongan en riesgo

Finalmente,  el funcionario subrayó la necesidad de asegurar la calidad de los materiales de los desarrollos y garantizar su permanencia en el tiempo, a fin de que “la arquitectura envejezca dignamente como lo han hecho grandes obras del siglo XIX y del siglo XX”. “Si no le damos valor al proyecto, facilitamos que la obra en sí, fracase. Todos sabemos que la aplicación del recurso público es una gran responsabilidad. Si no salió el proyecto, no podemos exigir que se regrese el material”, señaló.