Boise Cascade, socio de American Softwoods, lleva más de 60 años fabricando y distribuyendo paneles de madera y maderas para construcción.

Dentro de la Expo CIHAC 2017, American Softwoods, junto con otros de sus socios, presentó sus mejores piezas de Pino Amarillo, OSB, Vigas Laminadas y triplay entre otros paneles.

“Nuestros productos son certificados conforme con todas la reglas en calidad y en compromiso ambiental. Nuestro producto se puede usar en interiores y exteriores, tiene muchos usos, pero es excelente para la construcción”, comentó Aimee De Santiago, Ventas de Boise Cascade para Latinoamérica.

En entrevista con World Construccion, la especialista mencionó que sus productos pueden llegar a durar varias décadas con tratamiento adecuado.

“La madera de pino Amarillo pueden ser tratada con químicos para que resista climas extremos y termitas”.

Por su parte, la licenciada María Fernanda Vale García, Directora de “American Softwoods”, México, Caribe y Latinoamérica, mencionó que sus socios son fabricantes de tableros de madera y distribuidores de paneles estructurales y madera de Pino Amarillo para la construcción de casas, resaltó la importancia de contar con marcas que tengan un compromiso firme con el medio ambiente.

“Nuestros socios, utilizan madera de bosques certificados que se renuevan constantemente y cuentan con diversas certificaciones”, comentó. “Nuestros tableros de madera están diseñados para aguantar peso estructural, con el debido tratamiento se puede usar a la intemperie, así como evitar la presencia de plagas; hay casas construidas con este material que llevan más de 90 años en pie alrededor del mundo.

Con respecto a las necesidades en construcción que la Ciudad de México tiene, la licenciada, Vale, mencionó que las construcciones que utilizan tableros de madera y madera pueden ser la opción ideal para zonas con gran actividad sísmica.

“Las construcciones de madera son más resistentes que muchas casas de concreto; por ejemplo, en Japón, Australia y Chile que son zonas muy sísmicas, la mayoría de sus casas están construidas con tableros de madera. En caso de un siniestro se ha demostrado que las bases de madera, en un mayor porcentaje, se mantienen en pie.

Por la flexibilidad de su material, las casas de madera resisten los temblores; se mueven junto con la tierra, lo que evita colapsos y pérdidas humanas”.

Además, es mucho más práctico, construir una casa de madera, porque se hace en menos tiempo y las labores de remodelación o ampliación son mucho más baratas”, finalizó.

En pocas palabras, las casas construidas con tableros de madera y madera pueden llegar a ser una buena opción para un país que es tan propenso a sufrir movimientos telúricos y así cobre menos vidas humanas.