No solo hablamos de recuperar inversión en residencias, y edificios corporativos. Creemos que hay todavía un sector más importante de la economía mexicana que es el de las pymes, esas que sostienen alrededor el 90 % del empleo en México y más del 50% de PIB.  Ese sector empresarial y específicamente esta generación, se dio cuenta que las inversiones en compra de locales para sus productos y servicios así como el desembolso en mobiliario, remodelaciones y adaptaciones estaba aumentando su posibilidad de quebrar pues invertían prácticamente lo que había en sus bolsillos disminuyendo no solo su posibilidad de crecimiento sino su probabilidad de supervivencia.

En esta era digital, la de los “millenials”, han encontrado un nicho de mercado interesante. Hablamos de tiendas y oficinas virtuales. Estás últimas vinieron a revolucionar el mercado de renta de oficinas pues los emprendedores y empresarios se inclinan ahora por pagar solo lo que usan y con mejores instalaciones que las que pudieran costear con su bolsillo. Este sistema de renta les ha traído además el beneficio de mejorar su imagen corporativa, recibiendo a sus clientes en salas de juntas de vanguardia, contando con líneas dedicadas y recepcionistas que atienden a su mercado de forma virtual, lo mejor de todo, teniendo como domicilio comercial las principales zonas de negocios de la ciudad.
En EEUU ya son 6 millones de personas las que trabajan a distancia, iniciaron en su casa, migrando posteriormente a restaurantes y cafeterías y ahora a espacios con condiciones más favorables para su productividad. En México, específicamente en la CDMX, han nacido todas las corrientes de moda del sector inmobiliario y adoptamos estos esquemas hace más de una década, sin embargo, aún encontramos empresarios que no conocen el sistema y lo que es peor, no se deciden a innovar del todo, hay una cierta resistencia aún a los esquemas tradicionales y a hacer un balance del costo-beneficio.

Por otro lado tenemos un mercado altamente consumidor de estos espacios y es importante mencionarles que deben tener cuidado con lo que algunas empresas líderes en el mercado les puedan ofrecer pues algunas han encontrado una forma de hacer negocios millonarios dando a las pymes ya no solo una imagen corporativa sino también un “status social” a costos altísimos.

Ahora, existen otras empresas también líderes en el mercado que están haciendo las cosas correctamente, como es el caso de las OFICINAS VIRTUALES IBS donde además de poder hacer uso de espacios físicos como oficinas privadas, salas de junta y espacios de coworking tienes todo un mercado digital para la atención a tu empresa y tus clientes. Cuentas, ahí sí, con una línea dedicada donde contestan a nombre de tu empresa, te mantienes en comunicación cercana y cuentas con centros de negocios ubicados en las mejores zonas de la ciudad para laborar. El costo-beneficio es increíble, pagas dese 980 pesos al mes por un sin fin de beneficios, además cuentan con programas (ya incluidos en el paquete) de intercambio comercial como lo son los eventos de networking, favoreciendo todo el tiempo la interacción con otros empresarios y presentando conferencistas con los conceptos principales en la actualidad que interesan a las pymes. Todo por aportar a la capacitación continua y el crecimiento de sus negocios como parte de una enorme conciencia de responsabilidad social.

Para que puedas conocer más sobre este sistema te dejamos la página de internet oficinasibs.mx y un correo donde atenderán tus dudas de manera personalizada lmacias@oficinasibs.com.mx

Este año, así como el anterior, seguimos recomendando el esquema de oficinas virtuales dentro del futuro del desarrollo inmobiliario.